Con esta elección, el Real Club de Enganches de Andalucía quiere dar visibilidad a los pacientes y supervivientes de cáncer en un día tan especial para Sevilla

La Exhibición de Enganches de 2024 ya tiene madrina de honor. El Real Club de Enganches de Andalucía ha escogido a Sandra Ibarra, modelo y presidenta de la Fundación que lleva su nombre, una organización sin ánimo de lucro que lleva más de 16 años sumando esfuerzos frente al cáncer, para amadrinar este espectáculo único a nivel mundial, que se celebrará en domingo 14 de abril en la Real Maestranza de Caballería de Sevilla.

“Es un honor que hayan pensado en mí para un día tan especial, y más sin ser andaluza. Me hace muchísima ilusión”, señala Sandra, quien confiesa que, como buena vallisoletana, siente una especial vinculación y cercanía con Sevilla y Andalucía, y a la que siempre le ha encantado la Feria y el Rocío. En un encuentro en el Hotel Querencia de Sevilla con el equipo de estilistas, diseñadores y restauradores que se encargarán de vestirla para ese día, reconoce que aún no es capaz de imaginarse el momento de entrar en la plaza de la Real Maestranza y dar la vuelta al ruedo en un coche de caballos.

Confiesa sentirse emocionada y agradecida, sobre todo, porque, gracias al Real Club de Enganches de Andalucía y a la Fundación Sandra Ibarra este amadrinamiento servirá para concienciar y sensibilizar en torno al cáncer, “que es la pandemia de nuestro siglo y en la que se debería poner más el foco, pues es una cuestión de salud global. Los datos son que uno de cada dos hombres y una de cada tres mujeres va a tener cáncer y ya toca que se invierta en investigación y en prevención. Podía haber sido madrina y ya está, pero desde ambas entidades decidimos enfocarlo de esta manera, y estamos muy contentos por ello” afirma Ibarra.

Supervivientes de cáncer en la Maestranza
Acaba de cumplir sus 29 años ‘de propina’ tras superar dos veces la leucemia y dos trasplantes de médula, la única superviviente en las dos ocasiones de su planta, y reconoce que esta etapa que atraviesa su Fundación, con el proyecto de la APP Escuela de Vida, la primera diseñada en España para brindar apoyo integral a los pacientes y supervivientes de cáncer, es muy bonita porque pone el foco en la fase de supervivencia, que en la mayoría de los casos es la gran olvidada, y hay que cuidar y acompañar a las personas para que terminen el proceso. Se calcula que en España hay alrededor de dos millones de supervivientes de cáncer, doce en Europa y más de treinta y dos en todo el mundo y esa es “una buena noticia que no se conoce, el cáncer sigue dando miedo, tiene un estigma, pero cada vez nos curamos más y mejor”.

El domingo de la Exhibición habrá guiños y sorpresas que tienen mucho que ver con el propósito de la Fundación Sandra Ibarra, “celebrar la vida, y ensancharla, como dice un amigo mío, ya que no podemos alargarla, pero sí ensancharla y momentos como este de la Exhibición ensanchan la vida de las personas que, por desgracia, no pueden alargarla mucho más tiempo” señala emocionada la madrina.

Hace ya once años que la Fundación que lleva el nombre de la madrina se instaló en Andalucía y “nos acogieron con los brazos abiertos desde el primer momento, ha sido maravilloso ver crecer esta iniciativa aquí en Sevilla y a nivel andaluz, en proyectos, en ayudas a las personas, en el seguimiento de cada convocatoria, etc. Somos un grupo muy amplio de pacientes que ya son conocidas en el Sur como ‘Las Fantásticas’ y son ellas las que nos enseñan dónde mirar y nos dan la energía para trabajar, y eso me ha permitido conocer la mejor versión de las personas y sentir más cercanía, si cabe, con esta tierra”, apunta la madrina.

Relación especial con los caballos
La relación de Sandra Ibarra con los caballos es excelente y muy especial, desde pequeña ha montado, pero ahora está viviendo la experiencia pie a tierra. Aún recuerda todo lo que le enseño Hércules, un caballo con el que conectó desde el primer momento, pese a vivir en libertad y del que se emociona cuando lo nombra. “Las madres me dejan acercarme a los potros, caballos conflictivos se acaban tumbando en el suelo conmigo… me han dicho alguna vez que les transmito paz, que como son animales de paz, me dejan hacer. Ahora estoy formándome para canalizar y encauzar todo eso, y me apasiona. Hay que conocer al caballo y respetarlo. Creo mucho en la relación con ellos pie a tierra y cuando te subes a ellos surge la magia”.

El día de la Exhibición de Enganches la madrina lucirá un vestido del diseñador y estilista Enrique Rodríguez, en tonos coral, con aderezos del siglo XIX. Para este encuentro en Sevilla ha elegido un mono plateado con un chal mantilla del diseñador andaluz José Hidalgo.

Sandra Ibarra.

 

La Madrina con el equipo de estilistas, diseñadores y restauradores que la vestirán el domingo de la Exhibición.

Start typing and press Enter to search